Una breve (y necesaria) aclaración con respecto al ingreso de FF.EE. a la Universidad

por Javier Arroyo, Vocal de DDHH, UdeC

Una breve (y necesaria) aclaración con respecto al ingreso de FF.EE. a la Universidad

Los Movimientos Sociales, al momento de agudizar las problemáticas que evidencian en la palestra y al poseer una capacidad mucho más amplia de captación de atención y análisis, aumentando el rango de alcance de sus métodos de lucha, recibirán rápidamente una respuesta por parte del Estado basada en la Represión en su más amplio sentido de la palabra: golpes, montajes, persecuciones, secuestros y todo aquel método que permita sofocar a quienes pierden el miedo a la manifestación política. Es bajo esta premisa que planteo una fórmula bastante simple: el aumento de la Represión es directamente proporcional al aumento de la fuerza social que exista detrás de un movimiento, aclarando que la represión es, evidentemente, una constante, motivo por el cual no desaparece al momento de disminuir el ánimo de los movimientos sino que, proporcionalmente, disminuye su visualización y modifica su modo de actuar, siendo un método totalmente adaptable al contexto y, en consecuencia, a la coyuntura.

            Teniendo en cuenta lo anterior es que como estudiantes, principalmente, hemos revivido nuevamente el debate que existe frente al ingreso que realizan las Fuerzas Especiales a las Universidades, problematizando su legalidad y legitimidad. Frente a esto, es necesario esclarecer dos puntos que se dan en la discusión con el fin de potenciar un debate nutritivo y que posea (cierta) coherencia:

Primero que todo: ¿qué nos dices la legalidad acerca de esto? Pregunta que pocos y pocas, quienes nos encontramos a este lado izquierdo de la vereda, nos hacemos constantemente, lo cual se engloba en los graves errores y falencias que hemos tenido históricamente: el no estudiar al enemigo. En este sentido, la legalidad, respaldada por una Constitución ilegítima implantada bajo la Dictadura Militar, menciona explícitamente que “se autoriza a la policía para que, en caso de flagrancia, pueda ingresar a un lugar cerrado, mueble o inmueble, cuando se encontrare en actual persecución del individuo a quien debiere detener”[1]. Es decir, la acuñada Autonomía Territorial de las Universidades queda obsoleta al momento de presentarse un delito flagrante, por lo que FF.EE. posee el respaldo legal para hacer ingreso a la Universidad, siendo innecesario el amiguismo existente con el/la Rector/a quien, también, posee la facultad de permitir de manera explícita el ingreso de dicho aparato.

En segundo lugar, como contraposición, se debe tratar la legitimidad de la acción, es decir, el respaldo social que posee el ingreso de FF.EE. a las Universidades, lo cual se puede analizar desde diversas veredas políticas, siendo una posición que apela al subjetivismo de los seres sociales. Sin embargo, a nivel general, se puede encontrar una clara mentalidad en el común denominador de la Universidad (en este caso, de Concepción) enfocada al rechazar el modo de ingreso que posee Carabineros, siendo el ímpetu, la violencia y la nula existencia de conciencia los factores que componen este acto. Por otra parte, pese a este rechazo generalizado, se entra en conflicto al momento de legitimar el resguardo dentro de la misma Universidad de quienes combaten a Carabineros, frente a lo cual se plantea la duda: “¿quiénes eran estos sujetos sociales que se atrevían a enfrentar violentamente al Estado y a su aparato represivo?, ¿qué oscuras motivaciones los llevaban a subvertir el orden cívico que las autoridades se empeñaban denodadamente en mantener?”[2], la respuesta: Personas, como tú, como yo. Personas que pierden el miedo a enfrentar a los aparatos represivos y que utilizan la violencia política como uno de los tantos métodos de lucha existentes. Personas que piensan en la Universidad como otra trinchera de lucha, un lugar en donde se vuelven a aglutinar con el fin de recuperarse, resguardarse y volver a la acción si el contexto y los ánimos de lucha lo ameritan. He aquí la gran pregunta y discusión: ¿hacia dónde apuntamos la legitimidad?

marcha11 (1 de 1)

Fotografía por Simón Manríquez

No busco dar una panacea para solucionar una problemática específica, ni mucho menos que ésta sea la receta homogénea para todas las Universidades, sino que busco potenciar aquella utopística que defienden Wallerstein y Moulian con una conexión necesaria  con el pasado histórico de nuestra izquierda y apelando al contexto en el cual nos desenvolvemos, con fuerte peso de la legitimidad con miras a superar la legalidad ochentera y que sigue siendo levantada por los mismos mecanismos que nos violentan día a día. La solución no debe caer en el peticionismo hacia el/la Rector/a para que detenga el ingreso de FF.EE. Ya hemos aprendido (espero) del buscar soluciones en base a favores. La solución existirá cuando potenciemos una verdadera Autonomía Territorial Universitaria la cual sólo se logrará realizar cuando los miedos que se le tienen a los mecanismos de represión sean más débiles que los ánimos de luchar y defender nuestras causas justas que, como Pueblo, hemos podido ir forjando a lo largo de nuestra Historia, respaldando las expresiones de lucha que posee nuestra gente, las y los estudiantes, las y los pobladores, los y las trabajadoras, quienes organizan su rabia y la demuestran de manera legítima, teniendo un peso mucho mayor que un simple papel manchado de sangre y defendido por asesinos/as y ladrones/as de terno y corbata, resguardados/as por hombres y mujeres que no piensan que una lacrimógena, un balín de goma, un lumazo, un chorro directo a la cara o un escudazo es atentar contra su mismo Pueblo.

Javier Arroyo Olea

Vocal de Derechos Humanos, Solidaridad y Conflictos Sociales UdeC 2016

Movimiento La Dignidad

[1] Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Autonomía Territorial de las Universidades

[2] GOICOVIC, I. (2004). Consideraciones Teóricas sobre la Violencia Social en Chile (1850-1930). Última Década N°21, CIDPA Valparaíso.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s