Espectadores de la Muerte

¿Cómo se le explica a un niño que un hombre elige entrar a una jaula de un majestuoso animal como un escape de su mente para cumplir el sueño de su realidad distorsionada?

¿Cómo se le explica a un niño que un hombre siente la necesidad de mostrar su frustración con la sociedad, en un sórdido circo romano elegido por sí mismo?

Niños y niñas se levantaron con la ilusión de contemplar al rey de la selva en un estado pasivo, letárgico, pero un hombre decidió que debían ser el depredador magno de la naturaleza, ofreciéndose presa, y terminaron siendo presa la Gorda y Manolo.

Al final, todos los participantes fueron víctimas del mismo juego: el encierro, la sensación de no pertenencia, una sociedad morbosa, que nos aleja de la naturaleza y de la original universalidad de cada ser viviente en ella (incluso de los que no eligieron estar en ella).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s