¡ A 10 años de la revolución pingüina seguimos en la lucha !

por Camila Martinez

¡ A 10 años de la revolución pingüina seguimos en la lucha!

Un 30 de mayo del año 2006 los y las estudiantes de chile se movilizaron como un solo cuerpo, secundarios y secundarias, universitarios y universitarias salían a la calle para reivindicar demandas puntuales como la gratuidad del transporte, mala implementación de la Jornada Escolar Completa y la forma de ingreso a las universidades, al paso del tiempo las demandas se perfilaron con un cuestionamiento más profundo a la reforma educativa y a los fundamentos mismos del sistema escolar del país y a la ley que lo rige (Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza), promulgada por Augusto Pinochet.

El gobierno recién asumido de Michelle Bachelet no logra prever la magnitud a la que llegará el conflicto y el nivel de organización que alcanzarán los estudiantes. Por su parte, la amplia participación, coordinación y el profundo conocimiento de los temas que muestran los secundarios les irá sumando el apoyo de la ciudadanía. Las marchas se suceden con cientos de detenidos y fuerte represión. Después de dos meses de movilización y una escalada de manifestaciones estudiantiles que incluye marchas, tomas de liceos y paros de diverso tipo, y luego de muchos desaciertos que más adelante le costarán el puesto a tres ministros, el Gobierno anuncia que transformará “el problema en oportunidad” y establecerá lo que, se supone, será un diálogo abierto con los estudiantes.

revolución pinguina
El 1 de junio, la presidenta Michelle Bachelet
se dirigió a la nación en cadena nacional
voluntaria de radio y televisión anunciando nuevas medidas para mejorar la calidad y el acceso a la educación, que en teoría deberían satisfacer en gran medida las demandas de los estudiantes. Las primeras movilizaciones se llevaron en Lota y Santiago, el gobierno en una primera instancia busca respuesta pero los y las estudiantes deciden no aceptar la propuesta ya que no viene a resolver los problemas de fondo que les aquejaban, es así como este movimiento cada día toma más fuerza, logrando tomas a lo largo de todo el país.

En este sentido la demanda general que se levantó fue la derogación de la LOCE, la cual fue debatida durante 7 años y aprobada por la Junta de Gobierno, esta es promulgada el 7 de marzo de 1990 por Augusto Pinochet, y publicada el día 10 de marzo, un día antes del fin de su mandato dictatorial. A pesar de diversas críticas, principalmente de estudiantes y profesores, pero también, incluso, de miembros del gobernante de la Concertación (Patricio Aylwin), se mantuvo prácticamente inalterada durante más de 16 años. Dicha ley establece, entre otras normas, que el rol del estado en la educación corresponde sólo al de un ente regulador y protector, delegando la responsabilidad de educar en corporaciones privadas, y reduce la participación de grupos de estudiantes y funcionarios no-académicos en las decisiones relativas a los establecimientos de educación.

Finalmente se elabora un proyecto de ley (Ley General de Educación) que surge como un acuerdo entre la derecha y el Gobierno. La Ley General de Educación (LGE) fue largamente discutida en el Congreso y se le incorporaron diversas modificaciones. Durante el año 2008 las manifestaciones estudiantiles reaparecieron en rechazo a dicha ley ya que bien sabemos que ninguna de las modificaciones hechas a esta Ley vienen a cambiar el fondo de esta educación de mercado.

Hoy a 10 años de la revolución pinguina lo que nos mueve es en parte similar a lo que en sus inicios, una educación gratuita y DIGNA, educación pública para todos y todas y por sobre todo entender la educación como un derecho y no como un bien de consumo y que el gobierno asuma sus errores. Si bien desde el 2006 hemos vistos un avance en cuanto a las políticas educativas el cambio de fondo aún no está hecho por lo cual seguimos en pie de lucha para una mejor educación al servicio de nuestro pueblo, que garantice la democracia y una educación no sexista, exigimos que las reformas no estén a favor de las políticas neoliberales ni que garanticen el lucro de los empresarios.

Fuente:
Silva, B. P. (2008). La ‘’Revolución Pinguina’’ y el cambio cultural en Chile.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s