[Expo Fotográfica] Del por qué aparecieron barricadas en vez de flores.

por Débora Ramírez

Del por qué aparecieron barricadas en vez de flores.

Cuando miro las estructuras de los bosques que ahora son ciudades se me calla el habla y los ojos quedan sólo como agujeros. Nada que mirar hermanx, nada que mirar. Sólo las luces de las calles en algunas noches cuando todo parece posible entre lxs malabaristas y lxs creyentes.

Se nos ha caído la risa como veinte veces y van pocos años desde que empezamos a ser jóvenes. Y no para de moverse en este corazón libre y libertario y nunca decaído la incertidumbre del cuándo y las no ganas del todavía.

Como las historias de los viejos siguen arrasando las ciudades y siguen muriendo las frentes juveniles. Los zorrillos son cada vez un poco más bestias que olores y los carros lanza agua son cada vez más juguetes para la abducción de los parásitos gigantes que nunca pero nunca dan cara.

                                               Para eso están los de verde y su infinita servidumbre.

Y seguimos aquí, deformadxs por la prensa, rotxs de tanto flash burgués que  vende el alma al diablo neoliberal para mantener el estómago contento. Aguantando la versión de la historia donde nunca se nos hizo justicia.

Y por eso mismo lloramos, pero de contentxs, cuando la compañera de las fotos captura ese momento, cuando el cabro de la cámara dispara, y nos detiene, y los golpes se inmortalizan y la denuncia se vuelve carne en el papel.

No nos hablen de violencia cuando los peces mueren en Chiloé y lxs niñxs y las mujeres y los hombres y lxs abuelxs están perdiéndose del mar y son presionados por los golpes a ceder. No nos hablen de violencia cuando las pensiones de la gente la tienen trabajando después de los 70. No nos hablen de violencia cuando nunca hubo intención de paz en otros términos, cuando si no eres borrego hay lumazo, cuando la única forma de escribir poesía es sobre una barricada con el pecho calentito de rabia,  pero también de pena, también de miedo.

¿Quién va a venir a tomar la mano de nuestrxs niñxs cuando hayamos perdido?

No debe haber una sola barricada más que no tenga su contraparte en la educación de lxs niñxs en las poblas. En los abrazos sinceros de lxs que somos compañeras y compañeros.  Comenzó la ofensiva.

Este texto forma parte de la exposición fotográfica para la semana mechona, acá las fotografías:

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s