Ante el Control de los Medios de Comunicación en Chile: construcción y fortalecimiento de alternativas contrahegemónicas

Ante la hegemonía sobre los medios, a construir y fortalecer nuestra forma de comunicarnos

por Simón Manríquez Villena

 

“Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido.”

Malcom X

 

Antes de partir por lo que sugiere el título de este artículo, es necesario hacerse una pregunta. Como izquierda, ¿dónde vamos a concentrar nuestras fuerzas?, ¿en intentar transmitir nuestras ideas masivamente a través de la prensa y medios convencionales, o en crear nuevas herramientas y canales de comunicación que vayan en la línea de disputar la hegemonía de los medios tradicionales?

Antes de responder esta pregunta, ahondaré un poco en la composición de prensa masivos que conocemos.

En Chile, la propiedad de los medios de prensa masivos recae en unas pocas manos, situación que se repite en otros países. ¿A quiénes pertenecen los medios y noticiarios más importantes, con los que queremos referir a los medios que logran influir de manera significativa en el universo significativo de la sociedad, al grado de alterar el sentido común o la opinión pública?

Primero, unas estadísticas::

El informe elaborado por el Consejo Nacional de Televisión, CNTV mostró que las chilenas y chilenos ven televisión por más de 2 horas 15 minutos diaria. En términos generales, los programas más vistos fueron los informativos con 221 horas promedio anual por persona, con un incremento de 6 horas en promedio por sobre el año 2014.[1]

De aquí la importancia de la influencia en el sentido común y opinión pública por parte de los noticiarios.

Canales de Televisión

TVN, cuyo directorio es designado por la Presidencia de la República y el Senado. No cabe dudas que quienes aquí mandatan son los empresarios que financian la campaña del gobierno, en nuestro contexto vendría siendo Luksic quien financió la campaña de Michelle Bachelet. el noticiero que corresponde a este canal es 24horas, el cuál además pasa a hacer un canal de televisión por cable que transmite todo el día.

punto-de-prensa

Canal 13, canal propiedad de la Pontificia Universidad Católica de Chile y de Grupo Luksic quien controla 67% del mismo. Su noticiero es Tele13.

Chilevisión, propiedad de Turner Broadcasting System, división de Time Warner, quién también controla canales como CNN. Antes fue propiedad del expresidente Sebastián Piñera.

Mega, propiedad en mayor parte del Holding Bethia, perteneciente a Solari (quién también controla Falabella, Aguas Andinas, LATAM, etc.) y el grupo Discovery Communications

La Red, perteneciente a Albavisión, propiedad del mexicano Remigio González.

Prensa Impresa y Digital

La Tercera, pertenece al grupo COPESA (CorpBanca, Unimarc) liderado por Alvaro Saieh. Al grupo COPESA también pertenece La Hora, La Cuarta y la revista Qué Pasa.

elmercuriomienteEl Mercurio, perteneciente a Mercurio S.A.P propiedad de Agustin Edwards, quien además posee Las Ultimas Noticias, La Segunda y EMOL.  Conocida es la alianza que tuvo el periódico “El Mercurio” con el gobierno de Nixon para desestabilizar el gobierno de la Unidad Popular, además así pro intentar desacreditar el proceso de Reforma Universitaria en los 60.

Biobío, quien a pesar de jactarse de independiente posee una alianza estratégica con CNN Chile.

IberoAmericana Radio Chile es el principal conglomerado de radios chileno y filial de la española PRISA RADIO. ADN Radio, Concierto, Corazón, FM Dos, Futuro, Imagina, Los 40, Pudahuel, Rock & Pop forman parte de este conglomerado.

Cooperativa, perteneciente a la Compañía Chilena de Comunicaciones.

Todos estos medios controlan la mayor parte de la audiencia en nuestro país, y cabe destacar que su composición de clase:  muchos de los grupos y personajes que controlan estos medios también son dueños de bancos, sectores del retail, la minería, etc.

La cuestión de clase es fundamental, ya que, al ser estos medios propiedad de la clase burguesa, dominante, no habrá interés ninguno en informar y dar a conocer acciones que pongan en peligro su fortuna, no habrá interés en formar un pensamiento crítico en la población que sea consciente de su miseria, el rol educativo de la prensa se extingue, se ocultará información y se bombardeará de basura a la audiencia (reality shows, matinales, teleseries con poco contenido y muy alejadas de la realidad y cultura chilena).

¿Qué comunicarán la televisión y los medios impresos? Las y los candidatos que levanten estos grupos económicos, la agenda pública del empresariado, publicidad gratuita, cultura basura que mantenga distraída a las masas, estadísticas que hagan creer que el país está bien, que aumentó la producción, que disminuyo el desempleo y un montón de datos más que a nivel macro significan números positivos, pero que al ahondar en ellos sólo un grupo muy reducido se ve beneficiado de estos.

Hace no mucho tiempo apareció en Fundación Sol una comparativa, se decía en los medios que nos encontrábamos en un proceso de desaceleración económica, sin embargo, la venta de automóviles de lujo había crecido en un 45% los últimos 12 meses.

Basado en el texto 1984 de Orwell y Un Mundo Feliz de Huxley, hace no mucho salió un comic dónde se enfrentaban los miedos de estos dos grandes escritores. A pesar de ser literatura, nos entregan elementos importantes para entender el control de los medios.

Orwell temía la existencia de un gran ojo vigilante que controlara la información, un estado policial que nos privara de la verdad. En el estado controlador de Orwell los libros, el conocimiento y la experiencia serían rígidamente censurados. Las comunicaciones y las fuentes de información serían filtradas previamente. Un poder superior lo controlaría todo y tan sólo nos dejaría vislumbrar aquello que se ajustase a sus parámetros. Para Orwell y su “1984” toda la información que recibiéramos estaría censurada. Su futuro de control y censura tan sólo nos ofrecería una parte de la realidad. Como en el mito platónico, el mundo estaría fuera de nuestra caverna y delante solamente nos pondrían imágenes y visiones distorsionadas. Orwell temía un mundo vigilado. Su gran hermano atento a todas horas, descubriendo todos nuestros secretos, observando todos nuestros pasos. Orwell temía un mundo violento, torturado y castigado

El miedo de Huxley era que la información nos sobrepasara, que la confusión no dejara mediacontrol22_15.jpgdiferenciar verdades y mentiras. Huxley era más benévolo, pero no por ello menos enrevesado. En su mundo feliz no habría necesidad de censurar libros, porque nadie estaría interesado en ellos. Sus mecanismos adormecedores conseguirían que nosotros mismos no quisiéramos leerlos. Huxley afirmó en una ocasión: Una verdad sin interés puede ser eclipsada por una falsedad emocionante, y ese sería su miedo. Un mundo en el que la verdad estuviera ahogada en un océano de irrelevancias. Una tormenta de sensaciones que nos alejaran de la gris información correcta y nos dirigieran hacia lo llamativo, lo colorido… Para Huxley nunca fue necesario el gran ojo. Nosotros mismos proporcionaríamos voluntariamente toda la información que el control superior necesitase… y lo haríamos encantados, inmersos en una sosa cultura de lo público.

Nadie está en desventaja ni es maltratado
Nuestros jefes nos sonríen why nosotros también… a ellos
Aquí no roba nadie ni hay porque robar
Nuestros sueldos son buenos why podemos ahorrar
Ven tú también a jugar aquí somos un país… de verdad

¡Lo estamos pasando muy bien, YEAH! YEAH! YEAH!
Engordamos bastante, IA IA IA O
Esto es magnífico TRA LA LA LA LA

Lo Estamos Pasando muy bien – Los Prisioneros. Álbum: De la Cultura de la Basura

 

Acá pueden vislumbrarse dos formas de control, ¿cuál será cercana a la realidad actual? En realidad, pareciera que un poco de ambas. No existe censura de la literatura e información existente, ni tampoco la violencia, la tortura y el castigo se visualiza de forma concreta, como lo planteaba Orwell, sin embargo, si existe ese poder superior que lo que lo controla todo, que viene a ser esta dominante, toda la información pareciese pasar por el filtro de estas manos, a través de esto se nos ofrece una realidad y se forma el sentido común de las masas. A su vez también existen prácticas vislumbradas por Huxley, que, este grupo controlador, además de ofrecernos aquella información que les interesa que conozcamos, nos llenan de información irrelevante, en los noticiarios parecieran parecer más importantes los virales de YouTube que acontecimientos de importancia nacional e internacional que tendrán impacto inmediato, y a largo plazo sobre nuestras vidas. Así también existe esta “tormenta de sensaciones”, a cargo de los publicistas, psicoanalistas, neurocientificos prestos a otorgar el conocimiento a grandes cadenas publicitarias y grupos controladores.  E ingenuamente otorgamos toda nuestra información para que estos grupos sigan controlándonos, el Internet y la Globalización han aportado con aquello. Saben que nos gusta comer, escuchar, de qué forma, con quienes conversamos, cuales son nuestros círculos sociales. Toda esta información es fácilmente cuantificable y fácil de llevarlo a estadísticas. Basta con que accedan a la información que otorgamos a redes sociales como Facebook o buscadores como Google.

¿o no les ha sucedido que de repente en la red social Facebook la publicidad les ofrezca los mismos productos que buscaron en internet? ¿o qué tengan acceso a la información del GPS que ofrece nuestro Smartphone al ubicar a amigas/os cercanas/os y dar sugerencias de amigas/os? Esta información en malas manos puede resultar en un desastre, y lamentablemente, está en pésimos dedos.

Como lo vemos, la burguesía y el patriarcado han impuesto su voluntad, no sólo a través de la economía, sino también al apoderarse de la estructura social, sus valores, concepciones, creencias (su cultura) es aceptada a través de esta forma de dominación. Esta supremacía ideológica es la que Gramsci llamó Hegemonía, la cual no es una constante, y que está determinada por la lucha constante que lleva los opresores por sobre las y los oprimidas/os. Por esto mismo, esta supremacía debe irse reforzando, re-estructurándose. La aceptación de esta hegemonía se denomina consenso. Se complementa de alguna forma con el concepto de alienación, concepto acuñado a Marx, que se dice cuando el sujeto no es dueño de sí mismo.  Así se valida el racismo, la xenofobia, el patriarcado, la superficialidad, etc. Hegemonía que se visualiza en el control también no otros medios que tampoco son importantes: la música, el cine, los libros. Podríamos decir que cualquiera puede sacar un libro, escribir canciones, hacer cine (esto ya es más complicado), pero la capacidad de difusión y masificación de estas ramas están en las manos de unas pocas industrias.

Ya hecha esta pequeña investigación, me planteó nuevamente la pregunta ¿Será necesario preponderar nuestras fuerzas en intentar transmitir nuestras ideas masivamente a través de la prensa y medios convencionales? No, no deberíamos desgastarnos en esta acción como una constante, entendiendo la composición de quienes manejan estos medios, sin embargo, no por esto nos vamos a negar a dar declaraciones públicas, hacer llamado a la prensa para denunciar ciertas situaciones, dado, que, aunque nos den un minuto en la televisión, el alcance que podamos tener para poder hacer un cambio en el sentido común de las masas será mucho mayor al que podamos tener con nuestros propios medios, al menos por ahora. Sin embargo, esforzarnos en desgastarnos aquí hará que nos salga el tiro por la culata, ya que al final quienes se encargan del contenido son los editores, si no tienes poder aquí, no habrá nada que hacer, y si lo tienes, lo más probable es que estés en manos de estos mismos grupos controladores.

¿Tareas referente a estos medios? Avanzar hacia la democratización de los medios, sobretodo de un medio estatal como los TVN, donde el control de su contenido lo debiera ejercer la ciudadanía. Disputar el control de los medios que tengamos cercanos, sobretodo el de los medios universitarios, en los cuales las y los estudiantes deberían tener acceso a su control por el sólo hecho de pertenecer a la casa de estudio.

Ahora, lo primordial frente a la composición de clase y patriarcal de la propiedad de los medios de comunicación, una táctica imprescindible de la izquierda es crear nuestra propia comunicación, y cuando me refiero a esto, no me refiero a una controlada en su totalidad por las organizaciones políticas, sino que, a una compuesta por nuestra propia clase y gente, donde podamos transmitir nuestras inquietudes, vislumbrar la opresión que vivimos, hacer propaganda de nuestras tácticas y estrategias políticas, y agitar en torno a hechos concretos. No con una mirada uni-direccional, sino a través de un proceso bi-direccional donde nuestro mensaje se centre, no informar, si no en generar una respuesta de la audiencia que sea emancipatoria. Y acá hablamos concretamente, que la comunicación tiene que tener pretensiones revolucionarias, si no salimos a disputar el sistema de valores y creencias dominante, por más que tengamos planificada nuestra revolución, esta no servirá de nada.

¿Y qué medios podemos utilizar para la construcción de esta comunicación?

Medios de prensa, radios, muralismo, fotografía, arte en realidad, en todas sus expresiones, cartelismo, volanteo, redes sociales, conversaciones cotidianas. Una combinación de muchas de las apuestas anteriores.

Haré hincapié en los medios de prensa, crear nuestros propios medios de prensa, participativos, nos permitirán ir cambiando, quizás en un principio en universo al que uno más que otro pudiera parecerle insignificante, el sentido común. La disputa a través de estos medios no tiene una mirada cortoplacista, puede si, tener acciones a corto plazo. Es un trabajo de largo aliento que nos permitirá informar y resaltar los hechos que aquejan a nuestro pueblo, que permitirán al mismo denunciar su opresión, y también dar un espacio para la reflexión conjunta.  Nos permitirán informar de aquellas situaciones que a la élite dominante le molesta: procesos de lucha y recuperación en sectores dónde grandes transnacionales quieren instalar proyectos mineros, energéticos. Denunciar el negocio de la educación a vista del gobierno. Vislumbrar la existencia de un sistema patriarcal. Indicar quienes son los causantes de nuestra miseria. Denunciar la explotación en nuestros trabajos. Se ve de este proceso una función educativa.

El mundo globalizado, a pesar de traernos gran cantidad de injurias también nos permite hacernos un gran espacio para poder comunicar, así hemos podido instaurar ciertas demandas por ejemplo a través de las redes sociales: Facebook, Twitter. Nos permite crear plataformas y base de datos para almacenar nuestros artículos como wordpress, etc.

No tenemos los recursos que tienen las grandes empresas nacionales y transnacionales, y por eso la mejor herramienta que vamos a tener va a ser nuestra creatividad. Esa es la que tendremos que utilizar para poder mejorar nuestros alcances. Pictoline vendría siendo un claro ejemplo de esto, “un medio de información y noticias hecho visual” según consigna en su página web que informa a través de ilustraciones y gifs.  Creo que el fondo de estos formatos es justo la síntesis de la información. Cómo puedo entregarla de una forma más rápida, mucho más puntual y que en un mundo donde hay una saturación de contenido no te detenga tanto tiempo.” Consigna Eduardo Salles, confundador y director de Pictoline[2]

Nuestro foco debe ser dar a conocer nuestra realidad e ideas emancipadoras, a través de boletines, blogs, incluso panfletos, en los Centros de Estudiantes y Coordinadoras, en las Federaciones, en los sindicatos o lugares de trabajo, en las poblaciones, etc. Crear esta comunicación se hace necesaria para levantar la indispensable organización política en nuestros espacios, en una sociedad cívica mutilada.

dsc_0774Es necesario superar la contrainformación y transformar nuestra comunicación en herramientas que más allá de informar o desmentir lo que dicen los medios de prensas tradicionales, tenga una función práctica liberadora, en este sentido: que sea propaganda y agitación cuando se necesite, que permita el desarrollo artístico y cultural en pos de enfrentar la hegemonía cultural dominante y que permita la participación de la comunidad en su construcción. Esto último permitirá así también a la audiencia sentirse parte del proceso comunicativo, expandiéndolo.

Si no aspiramos a ser editores, aspiremos a participar de este proceso de comunicación, a denunciar cada hecho injusto que se nos cruce en nuestro camino, a difundir y a platicar aquello que hemos aprendido, a escribir y enviar y transmitir nuestras ideas en los medios que tengamos a mano.

A seguir y fortalecer los Radio Villa Francia, El Mostrador, Difusión EMG, Polémica Universitaria, Universitario Informado, Estudiantes Informados, Pictoline, MuévetePorlaUfro, Peródico Solidaridad.

A rayar las paredes, a pintar lienzos, a fotografiar las injusticias, a leer textos, a difundir por las redes, a conversar con nuestros pares, a volantear en las calles.

La misión es decolionizar a través de nuestros medios, agudizar la lucha de clases, golpear el sistema capitalista y patriarcal.

 

Simón Manríquez Villena
Militante de las Comunidades Militantes – Fuerza Universitaria Rebelde
Secretario de Comunicaciones de la Federación de Estudiantes de la UdeC
Equipo Polémica Universitaria

 

 

[1]                     http://www.elmostrador.cl/cultura/2016/05/05/chilenos-vieron-835-horas-de-tv-en-el-ano-lo-que-equivale-a-ver-television-todas-las-horas-de-un-mes/

[2]                     http://www.merca20.com/cuales-son-las-claves-del-exito-de-pictoline-entrevista-con-eduardo-salles/

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s