Implicancias económicas de las AFP: el sustento del modelo neoliberal

El funcionamiento de las AFP (como modo de capitalización individual) se sustenta en la utilización de los fondos que acumulan los pensionados, esto obviamente decidido (cuando sabe, entendiendo que la mayor parte de la población desconoce cuánto lleva acumulado, en que fondo está e incluso en que AFP está, siendo esta designada por el empleador en muchos casos) según los riesgos que la persona quiera tomar y de los vaivenes del mercado, teniendo ciertos criterios de edad para ver hasta qué cantidad de sus fondos puede arriesgar (mientras más jóvenes se recomienda los fondos más riesgosos y así progresivamente ir disminuyendo el riesgo), siendo el fondo A el de mayor riesgo (80% en renta variable) vs el fondo E que es más conservador (5% en renta variable).

Pero esto tiene una implicancia más allá de las pensiones que se otorgan, sino en el aparataje vertebral del modelo de acumulación de capital en Chile y el sustento del modelo neoliberal.

Primero, hay que entender que las AFP no son un sistema de previsión social como tal, entendiendo el sistema de previsión bajo las recomendaciones acordadas en la OIT en los Principios de Seguridad Social, donde las AFP, como fondos previsionales, sólo cumplen el marco de sustentabilidad al largo plazo, aunque con ganancias para unos pocos, entendiendo que la rentabilidad de las AFP en estos 25 años ha sido de 90 billones y las pensiones pagadas sólo alcanzan a 28 billones, teniendo una rentabilidad del negocio en un 22,3%, y una rentabilidad de los fondos paralela en un 2,2%, estando el 85% de las mismas bajo los 150 mil pesos (para más información sobre los principios de seguridad social y los sistemas previsionales propuestos revisar propuesta de Fundación Sol a la comisión asesora).

A esto hay que agregar que este sistema no es el único existente en Chile, existiendo 3 sistemas que cohabitan con las AFPs, el primero en mencionar es el anterior sistema, del cual estaban a cargo el INP (Instituto Nacional de Previsión) donde las personas que estaban en ese sistema podían decidir en cual sistema estar, decisión inexistente hoy en día.

Luego viene DIPRECA (Dirección de Previsión de Carabineros de Chile) y CAPREDENA (Caja de Previsión de la Defensa Nacional, o sea, FF.AA.), extendiéndose el detalle de sus cotizaciones:

-AFP: Cotización del 10% = $183.000 aprox.

 

-DIPRECA: Cotización del 8% = $733.000 aprox.

 

-CAPREDENA: Cotización del 6% = $730.000 aprox.

 

Segundo, el Estado como garante de la economía se pisa los talones al intentar dar seguridad social para los más desposeídos desde las arcas fiscales sin tocar estructuralmente uno de los pilares de la dictadura (junto a las reformas al código del trabajo y la Constitución), lo que conlleva en un excesivo gasto fiscal para así poder otorgar pensiones solidarias para quienes sus fondos les sean suficientes bajo el modo del Pilar Solidario que usufructúa las arcas fiscales, ya que de cada 100 pesos el Estado de Chile paga 56 pesos para subvencionar estos fondos insuficientes para la jubilación. Entender la magnitud de este punto es entender el compromiso que tiene el Estado de Chile tanto en voluntad política como en el planteamiento mismo del Estado Subsidiario, donde es necesario entender el discurso de los ministros de Hacienda al decir que “no hay plata”, cuando no tienen la fortaleza para emplazar reformas económicas dirigidas a eliminar la desigualdad (y de paso obtener mayor presupuesto para el Estado) y, a la vez, dejar de despilfarrar los pocos recursos que tienen en mantener a flote un sistema de pensiones ideológicamente y estructuralmente decadente.

Derivados de estas políticas públicas es que el Estado cae en déficit, y no puede impulsar sus reformas (tibias y reformistas) para con el sector público ya sea en educación, salud e incluso con el reajuste por el cual hoy lucha el sector público, y que tiene paralizado a Chile.

Tercero y más importante, ¿hacia dónde van los fondos? Entender el porcentaje significativo que sirve para mantener la gran estructura de las AFPs, tanto en ganancias como en sueldos y fondos de inversiones, como los dineros que se destinan a las empresas para así obtener la rentabilidad, desglose que haremos en este artículo.

A marzo del 2016, el sector donde más se invierte es en empresas que operan en Chile (57%), y también en empresas en el extranjero (47%), cabe destacar que de esta inversión el 75% de las mismas la administran empresas de Estados Unidos.

Empezando por las inversiones extranjeras, estas se concentran principalmente en regiones desarrolladas según datos de El Mercurio Inversiones, entregando ciertas variaciones del comportamiento mismo de las inversiones en estas regiones y privilegiando la inversión en fondos mutuos supranacionales y en acciones de diversa índole.

1

Cabe destacar que Estados Unidos es uno de los principales receptores de esta intervención, y no solo como región económica, sino con grupos como Metlife o Principal tan cuestionados hoy en día, que tienen inversiones, o son parte de las AFPs Cuprum y Provida, donde parte de nuestra cotización va como ganancia a estos conglomerados para financiar las pensiones del pueblo de Estados Unidos, por lo cual hoy en día ruge aún mas fuerte el llamado de la Coordinadora NO + AFP para abandonar estas AFP y cambiarse al fondo E.

Pasando a un plano nacional, podemos fragmentar aún más la información de inversiones, las cuales recaen principalmente en conglomerados de la élite empresarial nacional y sus principales bancos.

Una de los grupos predilectos para inversiones son el Grupo Enel, ya sea con sus empresas Enersis y Endesa, Colbún (Grupo Matte) y AES Gener (del grupo AES corporation) todas ellas involucradas en el negocio de la electricidad, y como estas se verían favorecidas de políticas de Estado como la aprobación del IIRSA (Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional), la cual pretende ir más allá de los intereses exportadores, hacer de Chile un país productor de energía y generar toda una infraestructura de movilización de capital a costa de nuestros territorios.

LAN (de la familia Cueto, centro de inversiones de político-empresarios como Sebastián Piñera), Copec (del grupo Angelini), sectores importantes del retail como Falabella (del grupo Solari) y Cencosud (del Horst Paulmann) presentan notables porcentajes de inversión donde los inversionistas poseen del 17%-al12% de estas empresas.

Otra de las empresas más favorecidas de esto es CMPC (del grupo Matte), que entra en directo conflicto por su implicación en las foresales presentes en la zona sur y que entran en directa confrontación con la lucha por la recuperación de tierras ancestrales mapuches, y que con la forestal Mirinco llevan 750.000 hectareas de terreno forestado, incluyendo practicas como el monocultivo en detrimento de nuestros bosques nativos (300.000 hectareas de bosque nativo en la Araucania), además de los casos de colusión de las papeleras (Matte).

Si bien el financiamiento a la matriz empresarial en Chile es la forma principal de la obtención de rentabilidad, los bancos no se escapan de estas inversiones:

2

Segun predicciones maravillosas en su tiempo, este sistema previsional generaría decenas de AFPs asegurando rentabilidad (hoy no son más que 10 las que existen), y generando pensiones que tengan tasas de reemplazo de 70%, tesis falsa ya que hoy en día las tasas de reemplazo son de 30% y según la comisión Bravo para el 2052 esta tasa de reemplazo será sólo del 20%.

Ante este dantesco escenario, es necesario conocer las implicancias de este sistema, un movimiento de esta naturaleza no sólo chocará con las ganancias de los dueños de estas AFPs, sino con toda la elite empresarial la cual es la más beneficiada por este sistema, y no solo ellos, el mismo sistema económico con su patrón de acumulación de capital. Entender este escenario nos permite ver la lucha que tenemos que dar, es entender la naturaleza misma de este sistema, es vislumbrar que un sistema real de previsiones sólo se hará a partir de un dialogo ciudadano y con la posterior movilización de la ciudadanía en pos de exigir sus derechos como lo es tener una pensión digna para el pueblo.

 

 

 

Sebastián Muena

Equipo Editorial del Polémica Universitaria

 

 

Bibliografía

 

http://www.nomasafp.cl/inicio/wp-content/uploads/2013/01/Sistema-de-Reparto- Fundaci%C3%B3n-Sol.pdf

http://www.elmercurio.com/Inversiones/Noticias/Fondos- Mutuos/2015/12/14/Inversiones-extranjeras-de-las-AFP.aspx

http://www.emol.com/noticias/economia/2015/01/23/700604/donde-estan- invertidas-las-platas-de-los-trabajadores-en-chile.html

http://www.ahoranoticias.cl/noticias/politica/175679-como-funcionan-las- pensiones-para-los-ex-funcionarios-de-gendarmeria.html

http://www.fundacionsol.cl/2016/07/quien-sirve-negocio-las-afp/

https://docs.google.com/viewerng/viewer?url=http://www.periodico- solidaridad.cl/wp-content/uploads/2016/08/infograf%C3%ADa-AFP.pdf

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s